6 sencillos pasos para hacer tu propio cuaderno

Seguramente has visto una de esas bonitas libretas, en las que cada portada y hoja se hicieron a mano con sumo detalle. Después de todo, ¿qué mejor lugar para tomar notas que un lugar que sientes verdaderamente tuyo?

Existen muchas opciones en el mercado y diferentes precios. Pero, ¿y si pudieras hacer una libreta sólo para ti y con el diseño de tu elección? ¡Es fácil y económico! Con materiales que puede encontrar en tu casa y un poco de creatividad, puedes tener tu libreta personalizada en la tarde de un fin de semana

Materiales

Para ello necesitarás los siguientes materiales:

– 5 hojas de papel de impresora tamaño carta

– Una regla

– Una navaja de diseño cuchillo X-acto

– Estambre y aguja

– ¡El papel decorativo de tu elección!

Primer paso: el papel

Primeramente, necesitas doblar las hojas en mitades, para tener un total de 10 hojas totales que podrán ser usadas por ambos lados. Nuevamente dobla el papel –para esto puedes usar una superficie pesada y uniforme o tus mismos dedos– para reducir la altura y que quede una serie de pequeños rectángulos.

Segundo paso: la cubierta

De igual forma, toma tu cubierta favorita y dóblalo de la misma manera que el papel, para tener una figura similar que pueda cubrir sin mayor problema al papel ya preparado. A continuación, se procederá a construir la “columna” de la libreta.

Para ello necesitas colocar el papel doblado dentro de la cubierta preparada, creando tres agujeros en la columna de la libreta: uno en el centro, y los otros dos en los extremos, a dos pulgadas de distancia del agujero central.

¡Con cuidado! Puedes usar la aguja o el cuchillo en cuestión para hacer los agujeros, pero toma en cuenta que son objetos con mucho filo.

Tercer paso: la costura

Aproximadamente, requerirás tres veces la altura de tu libreta en estambre para poder terminar la costura. Sin embargo, sugerimos no escatimar al momento que empieces a enhebrar tu futura libreta.

Comienza desde el exterior e introduce la aguja por el agujero central, estira un poco y regresa por el agujero de la parte superior. Regresa por el agujero medio y estira un poco: podrás ver como el estambre sujeta la parte superior de la libreta.

Repite el mismo procedimiento desde el centro a la parte inferior y regresa, teniendo el estambre ajustado por toda la columna interior de la libreta. Una vez que tengas ambos extremos, tómalos y átalos por la parte de la columna en un nudo.

¡Y listo! Recuerda que puedes experimentar para futuras libretas con otro tipo de cuchillos, papel y coberturas; en realidad, las posibilidades son ilimitadas mientras te sientas creativa.

¿Ya has hecho una libreta por tu cuenta? ¿Qué tal te fue con tu primera? ¡Compártenos tu opinión en nuestras redes sociales y no olvides seguirnos para más consejos del hogar!